En el competitivo mundo empresarial actual, la identidad de tu marca es una de las claves. Descubre cómo influye en las decisiones de compra de tus clientes.

Cuando los clientes interactúan con tu marca, están buscando más que un producto o servicio, ya que probablemente no seas la única empresa que ofrece ese producto o servicio. Quieren conectar con una historia, una visión y unos valores con los que empaticen y les digan algo. Es aquí donde entra en juego la identidad de marca.

La importancia de una identidad de marca sólida

Una identidad de marca sólida es mucho más que un buen logo con un eslogan que se quede en la cabeza. Es la esencia misma de tu negocio, lo que lo hace único y memorable en la mente de los consumidores. Cuando una marca tiene una identidad fuerte y coherente, se convierte en mucho más que un proveedor de productos o servicios; se convierte en una parte integral de la vida de sus clientes.

Cómo influye la identidad de marca en las decisiones de compra

1. Confianza y credibilidad

Una identidad de marca sólida transmite confianza y credibilidad a los clientes. Cuando tu marca se presenta como auténtica y coherente con lo que producen y lo que transmiten los consumidores se sentirán más cómodos.

2. Diferenciación

En un mercado competitivo y saturado de tantas empresas, la identidad de marca puede ser un diferenciador clave. Una marca que sea capaz de destacar y diferenciarse del resto será más fácilmente reconocible, lo que atraerá consumidores.

3. Conexión emocional 

Las decisiones de compra muchas veces son tomadas mediante las emociones. A través de la marca muchas veces puedes apelar a la parte emocional de los consumidores, llegando a hacer que se sientan identificados y se inclinen hacia tus productos.

identidad de tu marca

Cómo desarrollar una identidad de marca efectiva

1. Define tu propósito

Para empezar, define claramente tu misión, visión y valores. A partir de estos conceptos podrás construir tu marca basándote en esos principios.

2. Conoce a tu audiencia

Saber cómo es el público objetivo de tu marca es clave para basar tus estrategias y tu imagen de marca en sus gustos y preferencias.

3. Consistencia

Mantén una apariencia concreta y que sea coherente en todo lo que tenga que ver con tu marca, página web, redes sociales, diseño de tus servicios o productos…

4. Innovación

A pesar de tener una imagen establecida, no dudes en cambiarla o modificarla con el paso del tiempo, adaptándote a los cambios en las tendencias de consumo y al entorno empresarial.

Conclusiones

La identidad de marca es un aspecto fundamental del éxito empresarial en la actualidad. Afecta en las decisiones de compra de los clientes, marca una dirección y un propósito para tu marca y te hace marcar diferencias con la competencia. Invertir en el desarrollo y la gestión de una identidad de marca sólida merece la pena para cualquier negocio que aspire a destacar por encima del resto.

¿Quieres mejorar el marketing de tu negocio? Contáctanos aquí

¿Quieres montar una empresa y no encuentras tu local deseado? LOCALIA te ayuda a ello, ¡no esperes más!